esenpt
Viernes, 25 Enero 2019 09:40

Panorama Económico & Empresarial: Ley de Empleo Juvenil

SUBSIDIOS A LA HORA DE CONTRATAR PERSONAL JOVEN EN URUGUAY.

Por Cr. Guillermo Morelli

 

Un gran número de empresas depende de la contratación de personal para desarrollar su operativa diaria, siendo en muchos casos un rubro preponderante del Estado de Resultados.

 

 En el presente artículo expondré los principales beneficios previstos por la “Ley de Empleo Juvenil” (Ley 19.133 del 20 de setiembre del 2013, y el Decreto 115/015) y sus recientes modificaciones que entrarán en vigencia el 01/01/2019 (Ley 19.689 del 23/10/2018).

La normativa persigue el objetivo de promover el trabajo decente de las personas jóvenes (de 15 a 29 años) que cumplan con determinadas condiciones, beneficiando a los empleadores con diferentes subsidios por su contratación. Con vigencia 1/1/19 se incorpora un subsidio temporal para la contratación de personas mayores de 45 años.

Actualmente se encuentran reglamentadas diferentes "modalidades" de contratación de personal, en las cuales varían los requisitos que debe cumplir la persona a contratar y el subsidio otorgado a la empresa.

Dichas modalidades son:

  • Primera experiencia laboral.
  • Trabajo protegido joven.
  • Práctica laboral para egresados.
  • Reducción de la jornada de trabajo para jóvenes estudiantes.
  • Licencia adicional por estudio.

Las empresas que decidan contratar personal por algunas de éstas modalidades deberán “postular” al empleado en una página web del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) para tal propósito (viatrabajo.mtss.gub.uy) o solicitar personal a un centro de empleo público.

El máximo de contrataciones ascenderá al 20% de la plantilla del personal permanente de la empresa. Aquellas empresas con menos de 10 trabajadores, podrán contratar un máximo de 2 jóvenes. Sin embargo, estos límites podrán modificarse con autorización del MTSS cuando se trate de empresas en expansión.

Cabe destacar que no aplicarán los beneficios cuando las empresas contraten jóvenes que tengan parentesco con el titular o los titulares de las empresas, dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo grado de afinidad.

Para no extendernos demasiado, abordaré las primeras dos modalidades por considerarlas las más beneficiosas, incorporando las modificaciones que en trarán en vigencia el 01/01/2019.

 

MODALIDAD: PRIMERA EXPERIENCIA LABORAL

Como se deduce del nombre, esta modalidad pretende fomentar el ingreso de jóvenes (de 15 a 24 años) sin experiencia previa formal al mercado laboral. No se consideran experiencia previa los períodos de trabajo formal que no hayan excedido los 90 días corridos.

El contrato mínimo será por un plazo de 6 meses (se podrá disminuir a 3 meses con autorización del MTSS) y el contrato máximo será por un plazo de 12 meses.

El subsidio será de hasta el 25% de las retribuciones mensuales del trabajador, con un tope de $4.500 aproximadamente (Ley 19.689), valor que se actualiza anualmente.

 

MODALIDAD: TRABAJO PROTEGIDO JOVEN

Esta modalidad abarca a las personas jóvenes (de 15 a 29 años) en situación de desempleo, pertenecientes a hogares en situación de vulnerabilidad socio-económica.

En comparación a la modalidad anterior, se incrementa el rango etario a 29 años, y se sustituye el requisito de “sin experiencia formal previa” por “en situación de desempleo, pertenecientes a hogares en situación de vulnerabilidad socio-económica”.

Será el MTSS quien determine si la persona cumple o no con este último requisito al postularla.

Compartiendo las condiciones del contrato mínimo con la modalidad anterior, esta modalidad admite un plazo máximo de 18 meses.

El subsidio otorgado será del 80% de las retribuciones mensuales del trabajador en el caso de trabajadoras mujeres, y 60% para trabajadores hombres. El tope actual del subsidio es aproximadamente $ 21.500 para trabajadoras mujeres y $ 16.000 para trabajadores hombres. Dichos topes representan el 80% y 60% respectivamente de 2 salarios mínimos nacionales, se actualizan anualmente.

 

EL SUBSIDIO

Una vez culminado el proceso de contratación de personal, el subsidio se verá reflejado en la factura mensual del BPS, con signo negativo.

El mismo no es acumulable, por lo que cada empresa deberá evaluar el beneficio en función de su situación particular, para determinar la cuantía real aprovechable según sus pagos mensuales por cargas sociales.

La empresa deberá estar al día con sus obligaciones tributarias con la DGI y el BPS, cumplir con los laudos establecidos por el Consejo de Salarios para su sector y no haber rescindido contratos (o enviado trabajadores a seguro de desempleo) de cargos similares durante los 90 días anteriores a la contratación.

 

EJEMPLO

En el siguiente cuadro se expone el costo de contratar un empleado joven con un sueldo nominal equivalente a 2 salarios mínimos nacionales, comparando los escenarios: sin subsidio, con subsidio por la modalidad primera experiencia laboral (PEL) y por la modalidad trabajo protegido joven (TPJ).

 

cuadro

Como se observa, es importante que los empleadores de mano de obra conozcan las diferentes modalidades y beneficios pasibles de recibir por la Ley de Empleo Juvenil, ya que puede llegar a representar importantes beneficios económicos.

El presente artículo es a modo de síntesis de la normativa, no abarca todos los tecnicismos ni el resto de las modalidades contempladas, por lo que recomiendo la lectura de la propia Ley para obtener mayor información.

Modificado por última vez en Lunes, 28 Enero 2019 13:51

 

Edificio First Tower Bvar. 26 de Marzo 3438 piso 9 Montevideo, Uruguay Tel: (+598) 2623 29 21* Fax: (+598) 2623 29 21 ext. 229

Contacto

Miembros de 

CPAAI visita Uruguay